Si usted tiene un negocio que pretende seguir vigente por muchos años debe entender que la presencia en redes sociales, incluidas las páginas de compañía en Facebook, LinkedIn, y otras redes de medios, son canales para redimir y complementar su estrategia de marketing que, se fundamenta en su Página Web. No se deje influir por la gente que piensa en binario: “O web site, o Facebook”.    Establezca bien el ancla de su estrategia en una Página Web y suba de allí.  Cree su representación propia online y agregue la publicidad, los voceros e influenciadores en las redes sociales.

¿Web site o Facebook Page?

Sólo pregúntese: ¿Cúanto invirtió usted en el ambiente de su bar o restaurante?, ¿Es usted un dueño apasionado por su concepto?, ¿Le gusta que reconozcan a su establecimiento por su diferenciación? ¿Está acaso emocionalmente invertido en su tema, su ambiente, su cultura y su servicio; y espera, o acaso consigue que le prefieran por ello?  

Si respondió que sí a la mayoría de estas preguntas, yo le pregunto:  ¿Por qué entonces querría limitar su impacto online con un prospecto comensal mediante una simple página de Facebook, a) con el mismo layout y características disponibles para la totalidad de su competencia; b) diferenciándose meramente por dos simples fotos: la del banner y la del perfil, c) más el presupuesto para posts de calidad en que pueda invertir?  

Además, para ese cliente nuevo que tanto ansía:  ¿A quién cree que éste elegirá para una primera visita?,  ¿al establecimiento que tiene la mejor de dos páginas tan similares y fáciles de implementar?, ¿o a quien dejaría fascinado tras un simple clic en un vínculo hacia una página web con un carrusel full-screen de fotos profesionales de sus platillos, del calor y ambiente de su decoración, de una guía animada de su concepto bellamente presentada con tipografía exquisita, y de secciones creativas adicionales meticulosamente curadas para una experiencia visual seductora y ante todo, sólida y profesional?

Sólo quería sacar este tema antes de desarrollar el siguiente, porque es un error muy común hoy en día a la luz del auge de las redes sociales.  Ahora, sigamos en esa línea: